Home / Desde el Caben de Remoña

 

D+ 520m
Horario: 3h – 3 ½ h
Dificultad: media

 

Desde el 2013 se permite de nuevo el tránsito de vehículos por la pista que sube desde el puerto de Pandetrave hasta la horacada de Valcabao donde se puede estacionar. Este tránsito está pendiente de ser regulado pero de momento está permitido, lo que ahorra una hora de camino por pista.

En Valcabao seguir por la pista que sale a nuestra izquierda en sentido de subida, el otro ramal se dirige hacia Fuente Dé por vertiente lebaniega. En pocos minutos de pequeño llaneo o bajada llegamos al Cabén de Remoña donde la pista se transforma en camino y sube entre escobales hasta las joyas de Pedabejo. Entre las praderias dejamos a la izquierda un cercado ganadero de madera y unos pocos metros por debajo un abrevadero, último sitio donde recargar agua hasta el refugio (en verano si hay mucha seca puede no echar).

Aquí hay dos opciones, una más corta y otra más larga. Si seguimos el camino más marcado un poco más adelante pierde altura hasta coger la canal de Pedabejo bajo una gran pared de roca lisa; es menos expuesta pero se hace un poco más larga y la canal es menos atractiva, esta opción la usamos en el refugio para subir o bajar con las mulas. La siguiente opción por el sedo de Remoña es más corta aunque algo más expuesta, pero atractiva por su recorrido. Para coger el sedo subir a nuestra izquierda hacia el pedrero y luego hacia la base de la peña, está marcado.

Llegados arriba ambos caminos se juntan y ascienden a un collado que nos ofrece una de las mejores panorámicas de la subida, con vistas a la vega de Liordes y todo el macizo del Llambrión, si nos salimos 10metros a la derecha podemos incluso adivinar donde está el refugio.

Ahora toca bajar, llegamos a un cruce en el que podemos tirar a la izquierda y bordear la vega de Liodes por la parte alta sin perder altura. También se puede bajar a la vega de Liordes y cruzarla, aunque se pierde un poco más de altura que luego se debe volver a ganar.

Una vez pasada la vega debemos estar atentos y seguir hacia un cartel de madera que indica el inicio de la subida del sedo de la Padierna, corto tramo pegado en la roca. Aquí se junta con el camino que viene de Fuente Dé y también sale el camino hacia la canal de la Sotín que baja a Cordiñanes. Subido el sedo el camino suaviza y llanea para encarar la última subida antes del refugio, las Colladinas. Se hacen varias zetas antes de llegar al alto del primer collado, a la derecha suelen quedar neveros en los que es fácil ver rebecos descansando y refrescándose.

Las Colladinas son un total de cinco pequeños collados colgados hacia el abismo, este es un punto delicado a pasar en invierno o con cantidad de nieve, en verano no tiene dificultad alguna. En el penúltimo ya podemos avistar el refugio desde una de sus mejores vistas, un regalo por el esfuerzo invertido.

Solo nos queda bajar y reponer fuerzas a la llegada del refugio.

 
 
 
L M X J V S D
Loading...
<< Anterior | Siguiente >>
  1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31